Perfumes y Fragancias

Perfumes y Fragancias

Perfumes

El uso de los perfumes nos remonta a la historia de la civilización humana en la que abundan las referencias a los aceites y fragancias aromáticas. Uno sólo puede especular sobre su uso en la prehistoria, pero no hay duda de que han jugado un papel importante en los rituales políticos y religiosos. Se encontraron cosméticos y botellas con diferentes esencias en la tumba de la reina sumeria Schubab, lo que nos indica la importancia de este tema desde culturas antiguas.

El uso de aromas se registró en los jeroglíficos del antiguo Egipto, donde se describe el uso de aceites aromáticos y fragancias en los actos religiosos más altos. Más tarde, se puede tener una idea de su importancia en el intercambio cultural de la época. La Reina de Sheba se dice que le daba al Rey Salomón, incienso, aceites de olor y fragancias en tal abundancia que tenía docenas de camellos cargados de ellos. Incluso la gente común de la época le daba gran importancia al uso de fragancias. Se dice que los soldados solían incluir pequeños frascos de colonias  y fragancias en sus pertenencias y las llevaban con ellos a la guerra.

Un Poco de Historia

En el siglo XII, el uso generalizado de aromatizantes corporales se convirtió en un fenómeno común en el comercio internacional que había florecido. Y el siglo XVII vio un renacimiento en su uso diario, especialmente en Francia. La corte de Luis XV fue nombrada la “corte perfumada” después de que su adicción a los perfumes y fragancias se convirtió en obsesión.  Su uso era tan común que se aplicaba en los muebles, abanicos, guantes, ropa, todo esto probablemente para ocultar olores desagradables de la época.

Este uso ha contribuido a la aceptación generalizada de la utilización de perfumes y fragancias para hombres y mujeres y el establecimiento de la tradición de usar aromas en Francia.

En la Actualidad

Hoy en día, tenemos celebridades apoyando y comercializar sus propias marcas de perfumes originales y una plétora de diferentes aromas para todos los gustos. No hay duda de que la historia de los aromas es contar una historia social de la civilización humana.

Tanto hombres y mujeres tienen una fascinación por las fragancias con olor agradable, debido a que esto representa estilo, elegancia y simboliza una buena higiene y limpieza. La fragancia es una parte indispensable de nuestro día a día, ya que están presentes en los objetos como jabones, cremas faciales, lociones, detergentes, champús y hasta en jabón. La elección del aroma ideal para cada uno de nosotros depende de la personalidad de cada individuo y el ambiente en el que se desenvuelve diariamente, ya que muchos de nosotros hacemos diferentes elecciones para todo tipo de ocasiones.

Existe una gran variedad de olores y estilos para ambos géneros. En cuanto a las mujeres los aromas vienen caracterizados por olores a flores o frutas, que realzan la feminidad y sensualidad de cada mujer. En cuanto a los hombres la fragancia refleja su masculinidad con aceites de madera, oceánicos o ante negro. Uno debe de elegir un perfume que refleje la personalidad y vaya de acuerdo con el estilo de vida, la elección correcta para el uso de una fragancia crea un ambiente de seguridad y comodidad personal que se ve reflejado día a día.

Los perfumes independientemente de la marca y el aroma reaccionan de diferente manera para cada uno de nosotros al igual que la duración, es por ello que la calidad de la fragancia es preciada desde la primera aplicación, debido a la evaporación de las primeras moléculas que son las que denotan la forma y frescura de la fragancia. Cuando la primera nota desaparece se activa la segunda fase del ciclo, la cual se compone del desprendimiento de moléculas que liberan la esencia del perfume.

Hoy en día, todos nosotros tenemos varios en casa, depende de nuestros gustos, la importancia que le demos y nuestro presupuesto, podrán ser de marcas finas y caras o quizá un producto económico que podamos usar diariamente en el trabajo, pero sin duda alguna todos nosotros buscamos las mejores marcas del mercado y tenemos preferencia por la perfumería original. Hay varias casas de moda importantes y cada uno tiene una colección de sus propios aromas exclusivos. Estos productos no son baratos y hay que pagar un precio muy alto para conseguir uno. La mercadotecnia que tienen estos productos en televisión y revistas es impresionante y se considera uno de los artículos de uso diario más común en el mundo, como lo dijimos antes, todos nosotros tenemos al menos uno en casa.

Las fragancias para hombres son tan tentadoras como sus contrapartes femeninas. Vienen en lociones para después del afeitado, colonias y aguas de tocador. Después del afeitado es una cosa de uso diario para los hombres y puede usarse en diferentes presentaciones, ya sea en forma de un gel, una loción o un líquido, este cierra los poros y es antiséptico para desinfectar cortes y refresca la sensación de ardor.

Las mujeres tienen una mayor diversidad de aromas y presentaciones, pueden encontrar fragancias en cremas diversas, las hay para manos, cara, cuerpo, cremas para el cabello, que algunas se usan para peinar otras simplemente para aromatizar, jabones de tocador y muchos otros productos.

El uso de perfumes originales va en aumento, y así también las imitaciones, debemos evitar comprar lociones y aromas en lugares dudosos como tianguis y mercados, donde definitivamente debemos dudar de su procedencia y autenticidad, al comprarlos en este tipo de lugares podemos estar adquiriendo un producto robado, apoyando así al crimen organizado y promoviendo que estas prácticas se sigan haciendo en nuestro querido país, o de lo contrario comprar un producto falso que no durará en nuestra piel o ropa como un artículo original y además no llegará a los tonos ideales de la fragancia, muchas veces se reciclan botellas originales, se re etiquetan usando impresoras de alta calidad que copian casi a la perfección las etiquetas originales y se rellenan estos frascos con producto imitación, es por estas razones que es muy importante comprar este tipo de productos solamente en tiendas de prestigio o en sitios web especializados para ello como este.